¿Cómo limpiar una fosa séptica?

Aunque hoy en día la norma es que las viviendas estén, salvo excepciones, conectadas directamente a la red de alcantarillado público, aún hay muchas viviendas aisladas o antiguas que tienen fosa séptica, es decir, que su sistema de cañerías lleva las aguas fecales y residuales a un pozo negro dónde son filtradas. La manera más simple y segura de mantener en buenas condiciones una fosa séptica es contar con los servicios de una buena empresa de desatascos en Santa Pola, pero si lo prefiere hacer usted mismo y ahorrar algo de dinero, ahí van unas instrucciones simples.

Pasos a seguir

  • La fosa séptica ha de estar tapada, así que cuando la abra debe ser poco a poco. Eso es importante porque la fermentación de las aguas fetales produce metano, que es un gas muy tóxico. Si la abre lentamente, el metano irá disipándose en el ambiente y no le afectará. Por la misma razón nunca hay que fumar cerca de la fosa.
  • Coloque la bomba al lado de la fosa y la manguera de succión en la superficie.
  • En cuanto la capa superficial vaya desapareciendo, vaya hundiendo la bomba para que absorba las demás capas sin llegar nunca al fondo.
  • Al mismo tiempo, empiece a bombear agua limpia dentro de la fosa, cuidando de que la cantidad que entre siempre sea menor que la que sale, para evitar desbordamientos.
  • Cuando llegue al nivel de los filtros, use el chorro de agua limpia para limpiarlos por presión.
  • Siempre debe quedar un poco de lodo en el fondo de la fosa, así que cuando haya aspirado el 80% del contenido, apague la bomba y séquela.
  • Llene el resto de la fosa con agua limpia y cierre bien las tapas, si puede ser con candado.