Cosas que nunca se deben tirar por un retrete

Aunque parece algo bastante obvio, un inodoro no es ninguna papelera y en nuestra empresa de desatascos en La Hoya así nos encargamos de repetirlo a todos nuestros clientes. No en vano, son muchísimos los atascos producidos en las tuberías de este sanitario que pueden evitarse simplemente con tirar dichos elementos en el sitio correspondiente.

Cosas que no se deben desechar nunca por el inodoro

Los preservativos jamás se deben tirar por un retrete. De hecho, se quedan atascados en el interior de las tuberías, así como en los equipos de tratamiento de las aguas residuales. Como su composición es el látex tienen que tirarse a la basura, puesto que están preparados para no romperse.

Las heces y la arena de un gato tampoco deben tirarse al inodoro, puesto que sus heces contienen un parásito que consigue sobrevivir al tratamiento de las aguas residuales y es dañino para los seres humanos y para la vida acuática. Por otra parte, la arena puede provocar enormes bloqueos en las tuberías debido a que se trata de un material absorbente que consigue expandirse hasta formar un enorme tapón.

El pelo que se queda en el desagüe del lavabo o en el cepillo, tienen que tirarse en una papelera para que el inodoro no se atasque. Animales pequeños como peces o hámster que se hayan muerto tampoco se deben tirar por el retrete, ya que pueden propagar parásitos o enfermedades en el sistema de agua.