Inodoro atascado: causas más comunes

En nuestra empresa de desatascos en Guardamar sabemos que el atasco de un inodoro es más común de lo que se puede imaginar. Se trata de una experiencia horrible y muy poco higiénica que a todo el mundo le suele suceder alguna vez en la vida.

Causas habituales por las que un inodoro se atasca

Aunque pueda parecer sencillo reparar un sanitario que se ha embozado, no es así. Hacerlo implica tener una serie de conocimientos para poder seguir adelante e intentar solucionar el problema por uno mismo. Además, como suele ser una cosa que la mayor parte de las personas no quieren realizar porque resulta muy poco higiénico, normalmente se termina pidiendo ayuda a un profesional.

Y ¿Cómo se puede saber qué es lo que provoca la obstrucción de un inodoro? Pues existen varios signos que pueden indicar que un sanitario está atascado, incluso bastante antes de que suceda lo inevitable. Uno de ellos es que el agua tarde mucho tiempo en bajar. Esto solamente puede significar que algo está obstruyéndola.

Uno de los materiales más comunes que atascan las tuberías son las toallas húmedas, ya que la mayor parte de ellas no se disuelven y pueden provocar un atasco muy importante. Los tampones y compresas son elementos que también obstruyen un inodoro en muy poco tiempo, por lo que hay que evitar tirarlos por el mismo, al igual que los pañales de los bebés. Los niños también pueden provocar que un inodoro se atasque, ya que suelen tirar todo lo que se encuentran por ahí, especialmente comida y juguetes por lo que hay que estar muy pendientes de ellos.